Los encantos de esta ciencia sublime, las matemáticas, sólo se le revelan a aquellos que tienen el valor de profundizar en ella. Carl Friedrich Gauss

lunes, 16 de julio de 2012

MUCHO MÁS QUE RESOLVER PROBLEMAS

¿Qué es lo atractivo de la Matemática? Simple: forma parte de nuestra vida cotidiana. Es un lenguaje que manejamos cuando cocinamos, vamos de compras o escuchamos música ¿Y qué experimentan los chicos a la hora de aprender? Muchos tienen miedo, otros carecen de paciencia o se frustran. Estos son los puntos débiles de la enseñanza de una materia que les cuesta a muchos en las escuelas argentinas. Y el problema arranca en los profesores que, en muchos casos, no pueden transmitir que la Matemática es una aventura, que por muchos lados se puede encontrar la solución a un problema y que cada camino que un alumno emprenda es un gran descubrimiento. Se ocupan de que el estudiante haga operaciones y procedimientos, pero no que reflexionen ante un problema. No buscan que razonen, que frente a un enunciado, se atreva “a cortar y pinchar”. Se trata de una metodología de enseñanza que quedó un poco vieja. Los profesores saben de pedagogía, pero les falta vuelo matemático. Esto, en parte, explica por qué nuestro país se aleja cada vez más de los primeros puestos en las Olimpíadas. Podíamos pensar que estar atrás en el ranking se debe a un sistema educativo precario. Pero es desacertado: no depende del colegio donde se haya estudiado. La idea es incentivar a nivel nacional que la Matemática va mucho más allá de resolver un problema. Pero incorporarlo es complejo y llevaría mucho tiempo, sobre todo porque responde a un cambio cultural respecto a cómo trasmitir conocimiento.

 Por Juan Ignacio Fuxman Bass  BRONCE EN EDICIÓN 1997 Y 1998

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada